otoplastia.png

La otoplastia es una sencilla intervención trata de corregir el tamaño de las orejas o su forma, para colocar las llamadas “orejas de soplillo” en una posición correcta, en relación al rostro. Además, es una de las cirugías que realizo con mayor frecuencia como especialista en cirugía estética.

¿CUAL ES EL PROCESO?

Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 4 y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, así que cuanto antes se realice la cirugía, se podrán evitar problemas psicológicos.

PRIMERA VISITA

Como primer paso, la Doctora Urcelay valora la disfunción estética del paciente y considera la técnica más apropiada para conseguir los resultados deseados. Es un procedimiento que puede realizarse a partir de los 7 años de edad pues la oreja ha alcanzado su tamaño definitivo.

¿CÓMO ES LA OPERACIÓN?

La intervención suele durar 1 hora y se realiza con anestesia local, en régimen ambulatorio. La técnica quirúrgica varía en función de la deformidad. Lo más normal es la ausencia de antehelix con o sin prominencia de la concha. Para tratar la deformidad, la doctora moldea el cartílago auricular a través de un abordaje posterior de la oreja (por lo tanto la cicatriz no se ve), para conseguir que pierda la forma anterior y asegura su nueva curvatura con puntos de sutura. Al emplear el doble método de moldeado del cartílago y fijación de la nueva forma con hilos de sutura, disminuye notablemente el porcentaje de reincidencias.

POSTOPERATORIO

El paciente abandona el hospital con un vendaje almohadillado, que evita la formación de hematomas y mantiene al paciente mucho más confortable la primera noche. Deberá seguir una pauta analgésica y antibiótica durante 5 días. Al día siguiente de la cirugía se retira el vendaje y se coloca una cinta elástica los 2 primeros días y por la noche hasta completar la semana. Los resultados se aprecian de forma inmediata, en los primeros días las orejas están muy pegadas al cuero cabelludo pero al cabo de 2-3 semanas adquieren su posición natural (separación de la mastoides de 1-1.5 cm). El paciente puede incorporarse a su vida habitual al día siguiente y lavarse la cabeza desde ese mismo día. Se recomienda evitar ejercicios físicos de contacto hasta pasado un mes de la cirugía. No es necesario retirar los puntos pues son reabsorbibles haciendo así más cómodo el postoperatorio.

ANTES Y DESPUÉS

La forma o la posición de las orejas, si no mantienen un aspecto proporcionado y armónico, a la larga pueden acarrear importantes problemas psicológicos asociados a una falta de autoestima y a una percepción insatisfactoria de nuestra apariencia física.