lipocorporal.png

Una mala alimentación, una vida sedentaria, el tabaco, el alcohol, incluso el estrés, la edad o las hormonas pueden hacer que pierdas tu figura por la acumulación de grasa en algunas zonas de tu cuerpo. Y a veces, esa acumulación se vuelve tan resistente que es casi imposible eliminarla, más aún en ciertas partes del cuerpo muy específicas. Por eso, para recuperar tu figura, la liposucción y la lipoescultura son dos soluciones eficaces.

¿CUAL ES EL PROCESO?

En la actualidad la cirugía estética ofrece una buena opción para recuperar la figura, a través de la liposucción junto con la lipoescultura. Ambas técnicas quirúrgicas son muy habituales y han vivido importantes mejoras con el fin de que los pacientes que se someten a este tipo de intervenciones tengan una rápida recuperación. La liposucción es una cirugía muy precisa capaz de eliminar la grasa que sobra en una zona muy determinada del cuerpo.

PRIMERA VISITA

La Doctora Urcelay estudiará las condiciones particulares del paciente, localizará las zonas con exceso de grasa y comprobará la calidad de la piel. No se trata de un procedimiento para adelgazar sino de una técnica de remodelado corporal. La doctora informará al paciente de la más adecuada en su caso.

¿CÓMO ES LA OPERACIÓN?

La duración de la intervención puede variar según las zonas a tratar y la cantidad de grasa a extraer. La doctora informará al paciente del tipo de anestesia y régimen hospitalario adecuado a su caso, buscando siempre el mayor confort y seguridad para el paciente. A través de mínimas incisiones (2 mm) se infiltra suero con anestésico local y adrenalina para favorecer la licuefacción de la grasa y evitar la pérdida de sangre (TECNICA SUPER-WET). La Doctora Urcelay utiliza tanto el liposuctor convencional como el VIBRO-liposuctor que, gracias a una vibración de la cánula, permite una mejor contracción de la piel, y mediante cánulas muy finas, permite extraer la grasa precisa. Lo importante no es lo que se extrae sino que la grasa que permanezca en el cuerpo defina una forma armónica. En el quirófano se coloca una faja de compresión de un material fino que permite que la piel se adapte perfectamente sin que queden ningún tipo de hundimientos.

POSTOPERATORIO

Los resultados finales de la liposucción se verán entre 2 semanas y 1 mes después de la intervención. Los primeros días, debido a la inflamación es posible notar un discreto aumento de volumen. Al día siguiente el paciente puede ducharse como habitualmente. No es un proceso doloroso, siguiendo la pauta de medicación de la Doctora Urcelay el paciente podrá incorporarse a la vida cotidiana en 24-48 horas (los pacientes refieren una sensación de agujetas). Los puntos se retiran entre la semana y los 10 días y la faja entre 3-4 semanas, al ser de un material fino y muy elástico permite vestirse con la misma ropa desde el primer día. Se recomienda caminar desde el primer día postoperatorio pero no realizar ejercicio físico intenso hasta las 3-4 semanas. Las revisiones se realizarán personalmente por la Doctora Urcelay a la semana de la cirugía, al mes, a los tres, seis meses y al año para valorar el resultado definitivo de la pérdida de volumen y retracción de la piel.

ANTES Y DESPUÉS

Gracias al desarrollo de las técnicas y de las herramientas que utilizamos los cirujanos plásticos y estéticos, podemos eliminar el exceso de grasa localizada de prácticamente cualquier parte del cuerpo, con independencia del tamaño de la zona a tratar, de forma cada vez menos invasiva.

Tras estudiar tu caso en particular, tus necesidades y expectativas, puedo diseñar un tratamiento médico-estético personalizado y definir tu liposucción a medida.

TESTIMONIO (29).png
TESTIMONIO (28).png