Dra. Pilar Urcelay - La lipotransferencia une liposucción y relleno para equilibrar tu cuerpo

La lipotransferencia une liposucción y relleno para equilibrar tu cuerpo

21 febrero 2018

Rejuvenecer el rostro aportando volumen o mejorar la figura aumentando el pecho, corrigiendo su forma si es necesario e incluso aumentando el volumen de los glúteos. Y al mismo tiempo, poder reducir volumen en abdomen o cartucheras. ¿Sabes que esto es posible?  Sí, y se llama lipotransferencia.

Se trata de un método de remodelado global que utiliza la extracción de grasa localizada que sobra para injertarla de nuevo como método de relleno. En realidad, se practica desde los años 80 aunque sin duda, es ahora cuando más se solicita gracias a los grandes avances que se han desarrollado en este tipo de técnicas.

Cada vez tiene más seguidores, gracias a las múltiples aplicaciones y beneficios que ofrece. Desde rejuvenecimiento facial hasta aumento de mamas o de glúteos, de una forma segura y menos invasiva que otras técnicas. El resultado final del “relleno” es muy natural, y permite en una misma intervención corregir volúmenes en aquellas partes del cuerpo que lo necesiten, equilibrando zonas donde sobra grasa localizada con partes que deban ser “rellenadas”, para obtener una figura armoniosa y un aspecto joven de manera global.

La lipotransferencia es capaz de conseguir una figura estilizada con un aspecto muy natural, sin miedo a posibles reacciones no deseadas frente a sustancias rellenadoras y prótesis o recuperaciones más rápidas debido a la ausencia de implantes, y gracias al injerto de tu propia grasa (grasa autóloga). Ten en cuenta que la lipotransferencia tanto para aumento de pecho como de glúteos no está pensada para aplicar grandes volúmenes. En este sentido, es importante que te dejes asesorar por la Doctora Urcelay sobre tus expectativas y sobre los resultados finales que puedas obtener.

A través de la lipotransferencia se remodelan varias partes del cuerpo en una misma intervención. Esta técnica se realiza en dos pasos, en un proceso sencillo y normalmente no necesita más que sedación y anestesia local. En primer lugar, se extrae la grasa localizada de aquellas partes en las que se quiere reducir el volumen. Lo más habitual es reducir volumen en abdomen, muslos y cartucheras. Así, a través de una liposucción, se elimina lo que sobra.

La Doctora Urcelay utilizará la grasa extraída, purificada y desinfectada, para transferirla a aquellas zonas a las que quieras dar mayor volumen y rejuvenecer. En este segundo paso, se inyecta la grasa y se utiliza como sustancia rellenadora lo que minimiza las reacciones alérgicas o los rechazos a los implantes, y elimina las posibles molestias que éstos puedan producir en pecho y glúteos. Como rellenador facial, es muy eficaz ya que aporta volumen y elimina arrugas en zonas como los pómulos o el surco nasogeniano.

Para que los resultados sean un éxito es importante que el médico que elijas para esta intervención sea un especialista en cirugía plástica, reparadora y estética, experto en esta técnica. Tras la intervención, podrás reincorporarte rápidamente a tu vida diaria ya que se trata de un proceso ambulatorio. Pasados entre dos y tres meses de la intervención, empezarás a ver los resultados. Un aspecto rejuvenecido, armónico y equilibrado.