Dra. Pilar Urcelay - La liposucción elimina la grasa localizada y esculpe tu figura

La liposucción elimina la grasa localizada y esculpe tu figura

20 diciembre 2017

Una mala alimentación, una vida sedentaria, el tabaco, el alcohol, incluso el estrés, la edad o las hormonas pueden hacer que pierdas tu figura por la acumulación de grasa en algunas zonas de tu cuerpo. Y a veces, esa acumulación se vuelve tan resistente que es casi imposible eliminarla, más aún en ciertas partes del cuerpo muy específicas. Por eso, para recuperar tu figura, la liposucción y la lipoescultura son dos soluciones eficaces.

Es muy común perder la línea poco a poco por culpa de los ya conocidos michelines o de las cartucheras. Caderas, glúteos, vientre, cintura, brazos, piernas, glúteos o papada, son las zonas donde más se acumula la grasa y donde puede ser más evidente la pérdida de una bonita línea. Por ejemplo, por una cuestión hormonal, es muy común que el exceso de tejido adiposo (grasa) en las mujeres se instale en las caderas y en los muslos; mientras la acumulación en el vientre suele ser más cosa de hombres (aunque las mujeres también pueden sufrirlo debido al estrés).

Pero, ¿qué pasa cuando esa acumulación de tejido adiposo llega a ser excesiva y se hace casi imposible de eliminar aunque adoptes una dieta equilibrada, ejercicio regular y otras técnicas? Pues que debes comenzar a pensar en otras alternativas que sean realmente eficaces a la hora de  recuperar tu figura, e incluso tu salud, porque el exceso de grasa es perjudicial.

En la actualidad la cirugía estética ofrece una buena opción para recuperar la figura, a través de la liposucción junto con la lipoescultura. Ambas técnicas quirúrgicas son muy habituales y han vivido importantes mejoras con el fin de que los pacientes que se someten a este tipo de intervenciones tengan una rápida recuperación. La liposucción es una cirugía muy precisa capaz de eliminar la grasa que sobra en una zona muy determinada del cuerpo.

Es una intervención muy poco invasiva (nada que ver con las técnicas de años atrás). Por ejemplo, la Doctora Urcelay utiliza una técnica llamada Super Wet que reduce al mínimo la pérdida de sangre, lo que aporta seguridad para tu salud evitando algunos riesgos durante y después de la intervención.

Debes tener en cuenta que la grasa que se acumula en el cuerpo es necesaria y cumple funciones vitales como la de almacenar energía y proteger a los órganos de los agentes externos como el frío. El cuerpo humano acumula grasa bajo la piel, en determinadas zonas y de manera natural. Por eso, al someterte a una liposucción, el objetivo no será quitar todo el tejido adiposo, se trata más bien de recuperar una figura armoniosa. Para la doctora, “lo importante no es lo que se extrae, sino que la grasa que permanece en el cuerpo defina una línea de gran armonía”.

Así, a la vez que se extrae la grasa de la zona a tratar, la doctora va remodelando y esculpiendo, para volver a definir una línea armoniosa y recuperar una bonita figura a través de la lipoescultura (que se puede realizar a la vez que la liposucción), y de forma muy precisa para evitar hundimientos en la piel. Para asegurar que el resultado final sea un éxito, tras la intervención, el equipo médico coloca una faja de compresión, que va a facilitar que la piel se adapte al proceso de “moldeado” al que ha sido sometida.

Después tú serás la encargada como paciente, de realizar una importante tarea: mantener tu figura a través de una dieta saludable y una vida sana. Recuerda que la liposucción en ningún caso se trata de una fórmula para perder peso, tal y como destaca la Doctora Urcelay.  Cuídate, con ello además conseguirás que los resultados perduren en el tiempo, manteniendo un cuerpo sano y  armonioso.