Dra. Pilar Urcelay - ¿Cuáles son las técnicas de Cirugía Íntima más frecuentes?

¿Cuáles son las técnicas de Cirugía Íntima más frecuentes?

4 marzo 2019

En algunas ocasiones la maternidad y el paso del tiempo pueden afectar a la anatomía de los genitales femeninos. Otras veces, simplemente existe un problema en la forma o el tamaño de los mismos, que llegan a interferir en la vida diaria, provocando dolor o molestias en una zona tan sensible, produciendo, incluso problemas funcionales y psicológicos que pueden obstaculizar una vida social y sexual sana.

Gracias a la cirugía íntima femenina se eliminan este tipo de problemas y se consigue un aspecto armonioso y proporcionado de los órganos genitales. Dependiendo del resultado estético que cada paciente quiera obtener o el problema que quiera corregir, aplicaré una técnica u otra.

 

  • Labioplastia o reducción de los labios menores. Realizo esta intervención con anestesia local y sedación. Para remodelar esta zona, retiro el tejido sobrante, obteniendo un resultado simétrico.

 

  • El aumento de los labios mayores puede ser necesario en caso de pérdida de grasa corporal o por la pérdida de volumen a partir de la menopausia. En ambos casos, los labios mayores, se vuelven flácidos, dan un aspecto envejecido y puede provocar otro tipo de problemas como sensación de sequedad o incluso infecciones. La técnica es muy sencilla, ya que aplico un relleno con ácido hialurónico o grasa de la propia paciente (grasa autóloga).

 

  • La reducción del monte de Venus consiste en una liposucción para eliminar el exceso de grasa que a veces se concentra en el pubis. Con ello consigo corregir el volumen excesivo de la zona. Para esta intervención, aplico una anestesia local y sedación, ya que no suele durar más de 30 minutos.

 

  • El remodelado de clítoris o clitoroplastia. A este tipo de intervención también se le conoce como“reducción del capuchón del clítoris”. Se realiza cuando el tamaño del clítoris es excesivo o bien cuando, al realizar una labioplastia, también sea necesario reducir el tamaño del clítoris para mantener un aspecto equilibrado, estético y femenino en toda la zona vulvar. A través de una intervención quirúrgica, retiro el tejido sobrante para conseguir un tamaño adecuado.

 

En todos estos casos, siempre analizo el estado y la forma de la zona íntima de cada paciente para estudiar cada caso y decidir qué tipo de cirugía realizar.