Dra. Pilar Urcelay - Cirugía genital femenina: Estética y salud de la zona íntima de la mujer

Cirugía genital femenina: Estética y salud de la zona íntima de la mujer

16 mayo 2018

Las mujeres cada vez se preocupan más de la estética y la salud de la zona íntima

La cirugía íntima no está tan extendida como otro tipo de intervenciones, por ejemplo, el aumento de pecho. Sin embargo, cada vez más mujeres en España se interesan por las distintas técnicas de cirugía genital, gracias a la importancia que está cobrando la salud íntima y su estética.

Este tipo de intervenciones tiene dos objetivos concretos, por un lado, estéticos y por otro, reparadores; y son varios los tipos de tratamientos que se pueden realizar para mejorar ambos.

A partir de los 20 años, las mujeres empiezan a preocuparse por la estética de la zona genital. Por este motivo, una de las intervenciones más demandadas es la labioplastia. Con ella se intenta mejorar el aspecto de los labios genitales, tanto mayores como menores, procurando modificar el tamaño o la forma de esta parte del cuerpo, y tener así el aspecto deseado. La labioplastia, también es conocida como ninfoplastia y busca sobre todo reducir el tamaño de los labios a través de una liposucción. Bajo el nombre de liposucción del monte de Venus, esta misma técnica permite reducir el volumen de la zona púbica.

Mientras, con la misma intención de mejorar el aspecto de los labios genitales, existe otro procedimiento de labioplastia consistente en aumentar el tamaño de los labios a través de un injerto de grasa de la propia paciente.

Tal y como señalan desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética -SECPRE-, uno de los motivos por los que cada vez más mujeres deciden someterse a este tipo de intervenciones es la depilación integral, una práctica estética muy extendida en la actualidad, que deja visible la anatomía de la zona íntima, haciendo más evidente su posible falta de simetría o una imagen con la que no se sienten cómodas.

Otra de las cuestiones principales que llevan a las mujeres a interesarse por estas técnicas es recuperar el tono muscular de la vagina y el rejuvenecimiento de la zona íntima. Esto suele suceder en mujeres de edades más avanzadas o que ya han vivido un parto. Estas mujeres buscan además solucionar problemas funcionales como la incontinencia urinaria o incluso el prolapso vaginal.

Otra intervención menos demandada, entre las distintas técnicas de la cirugía estética genital femenina, es la reducción del clítoris llamada clitoriplastia. Por último, hay cuestiones referentes a disfunciones severas que requieren de una intervención quirúrgica especializada, más allá de las mejoras estéticas.

La cirugía íntima es relativamente sencilla, poco invasiva y permite una recuperación rápida. Además, los resultados son altamente satisfactorios ya que mejora la imagen de la paciente, aportando mayor confianza en sí misma y mejorando aspectos tan importantes como las relaciones íntimas. Para tener una idea más real de lo que se puede llegar a esperar en cada intervención, así como las precauciones a tener en cuenta en cada una, es importante confiar en el criterio profesional y especializado de médicos especialistas en cirugía plástica y reparadora como la Doctora Urcelay y seguir las pautas que ella indique.