Dra. Pilar Urcelay - Cirugía en verano: ¿es buen momento?

Cirugía en verano: ¿es buen momento?

27 junio 2018

La respuesta es sí. Si en algún momento te has preguntado si el verano es buena época para someterte a una intervención de cirugía estética o reparadora, debes saber que sí lo es.

 

En realidad es tan buen momento como cualquier otro, ya que la época no tiene por qué influir de manera negativa en obtener unos buenos resultados. Ten en cuenta que existen otros factores fundamentales como la elección del médico especialista en cirugía plástica y renovadora, o tu compromiso para seguir fielmente sus consejos durante el postoperatorio, que serán clave también.

 

Seguramente habrás oído hablar de algunos inconvenientes que tiene el verano debido al sol, al calor y al sudor. Es así, el calor es molesto durante un postoperatorio debido al uso, en ocasiones, de vendajes, fajas o sujetadores compresores. O el efecto dañino de los rayos del sol en las cicatrices.

 

Sin embargo, el verano cuenta con una ventaja que hace de esta época un buen momento para una intervención: las vacaciones. Si tienes la oportunidad de aprovechar tus vacaciones para someterte a un tratamiento, esto te permitirá pasar el postoperatorio de forma tranquila, sin dar explicaciones en tu entorno de trabajo y con tiempo libre suficiente para que tu recuperación sea la mejor posible.

 

Tanto es así que uno de los tratamientos más demandados durante el verano es el aumento de pecho. El motivo es precisamente la tranquilidad y el tiempo disponible para llevar un correcto postoperatorio. Solo deberás preocuparte de cuidarte y cumplir con las recomendaciones que la Doctora Urcelay te indique.

 

Otras intervenciones de cirugía plástica y estética muy solicitadas en verano son la elevación y rejuvenecimiento de pecho, llamada mastopexia, o el aumento de glúteos por lipotransferencia. En cuanto a la cirugía facial, destacan tanto la rinoplastia como la blefaroplastia. En este último caso, resulta fácil proteger y disimular las pequeñas cicatrices gracias al uso de las gafas de sol.

 

Recuerda que existen ciertos tratamientos faciales como las inyecciones de bótox o el relleno con ácido hialurónico, no son invasivas, por tanto se pueden realizar en cualquier momento del año.

 

Ten en cuenta que deberás mantener las cicatrices limpias, por lo que es mejor evitar la arena de la playa o el exceso de sudor. Utiliza tejidos inteligentes y vendajes con tecnología dry. Evita el sol los primeros días tras la intervención, y después protégete con factor de protección 50. Dedícate tiempo a ti y a tu recuperación y evita el estrés.

 

Evita de manera puntual ciertos tratamientos como el peeling químico o el rejuvenecimiento por láser, ya que dejan la piel más sensible y los rayos del sol pueden llegar a dañarla más fácilmente.

 

Tómate tu tiempo, para organizar tu tratamiento o intervención quirúrgica, y sigue siempre las pautas que la Doctora Urcelay te indique, tanto en el previo como en el postoperatorio. Te asegurarás de que los resultados sean todo un éxito.