abdominoplastia.png

El objetivo es corregir los defectos del abdomen, tanto en la piel, como en la grasa y musculatura para mejorar el aspecto.

¿CUAL ES EL PROCESO?

Esta cirugía se puede realizar de varias formas distintas, dependiendo de las necesidades y características de cada paciente, por eso es necesario que tanto yo como mi equipo evaluemos cuál es la mejor opción según cada caso.

No obstante, el proceso más tradicional se realiza con anestesia general realizando una incisión por encima de la zona del pubis para extraer todo el tejido graso y la piel suelta.

PRIMERA VISITA

La laxitud y exceso de piel y grasa en el abdomen puede producirse como consecuencia de pérdidas importantes de peso, post embarazos o en personas con tendencia constitucional a exceso de volumen en la zona del abdomen. Como paso previo, la doctora realizará un informe detallado del estado de salud del paciente, y de la grasa y piel que le sobra en el abdomen, la situación del ombligo y la presencia de alteraciones en la musculatura abdominal (diástasis de rectos abdominales). Después de esta consulta, doctora y paciente concretarán el tipo de intervención más acorde con los objetivos del paciente.

¿CÓMO ES LA OPERACIÓN?

La cirugía se realiza con anestesia epidural o anestesia general y dura entre 2 y 4 horas, según los casos. Si es preciso se asocia a liposucción de determinadas zonas, se procede a la reparación de la musculatura abdominal y se recoloca el ombligo en la nueva posición tras la extirpación del exceso de piel abdominal. Se colocan 2 drenajes y una faja para evitar acúmulos de sangre y mayor comodidad del paciente. Después de la intervención, el paciente estará hospitalizado entre 24 y 48 horas.

POSTOPERATORIO

El paciente deberá llevar reposo relativo los primeros días de la intervención. Siguiendo las indicaciones de la Doctora Urcelay en cuanto al tipo de movimientos y posturas más adecuadas para la pronta recuperación. Se recomienda pasear desde el primer día de la intervención. Se valorará al paciente a la semana postoperatoria y si es preciso se retirarán los puntos. La Doctora Urcelay suele utilizar puntos reabsorbibles para evitar la molestia de su retirada. Desde la semana postoperatoria se puede realizar una vida normal y conducir pero no realizar ejercicio físico intenso hasta el mes postoperatorio, momento en el cual se retira la faja. La cicatriz de la intervención es permanente, aunque con el tiempo se va difuminando, y queda oculta bajo la ropa interior o de baño.

ANTES Y DESPUÉS

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico.

TESTIMONIO (30).png